Propuesta de la regularización del Cannabis según Podemos marzo 21, 2018 – Posted in: Actualidad Cannabis – Tags: , ,

Los tiempos y las sociedades avanzan y con ello las nuevas voces que se dejan sentir en la calle y en los estamentos políticos. El tema del cannabis no queda exento de estos debates. Es más, hace tiempo que pasó a formar parte de ellos, con mayor o menor intensidad. Sin embargo, es actualmente cuando parece haberse liberado de los complejos que tradicionalmente le han acompañado. Hoy, desde Nines Miles Seedbank, abordamos la propuesta de despenalización del cannabis según Podemos y recogemos la proposición de varios partidos ante el Parlamento navarro encaminada a elaborar una ley sobre usuarios de Cannabis de ámbito general.

Cultivo para autoconsumo y clubes sociales de cannabis

El Programa Elecciones Generales 2016 de Unidos Podemos remarcaba la necesidad de abordar cambios legislativos y de poner en marcha nuevas consideraciones sobre el cultivo de marihuana en nuestro país. A grandes rasgos, el partido muestra su postura a favor de la despenalización total del cultivo para autoconsumo (cualquier persona mayor de edad puede ser propietaria de la cantidad que desee de plantas de cannabis para su uso personal) y la regularización de los clubes sociales cannábicos, tanto en el aspecto lúdico como en el terapéutico.

En este marco, el grupo apoya la privacidad y la protección de datos de los usuarios y de los cultivadores, de forma que no sean inscritos en ninguna lista ni sea obligatorio el registro indiscriminado de ambos perfiles. De igual forma, remarcan su intención de no establecer límites aleatorios mediante una cantidad máxima de plantas o de metros para consumo propio y común, apoyándose en las diferentes cuotas de producción de cada variedad y método. En caso de marcarse un límite, señalan que no sería necesario ningún tipo de inscripción o registro.

Con respecto al uso comercial del cannabis, Unidos Podemos apuesta por introducir controles de fiscalización y monitoreo con carácter preventivo ante elaboraciones y prestaciones susceptibles de un mal uso. Este sistema se extendería a farmacias, bares, estancos y demás establecimientos comercializadores. Asimismo, su regulación transversal se basa en mecanismos destinados a evitar la creación de monopolios y en promover la reducción de riesgos para prevenir el mal uso del cannabis o de sus derivados.

Por lo que respecta a la regularización del cannabis terapéutico, se contempla su uso a través de la seguridad social, garantizando también el derecho del paciente a formarse en el cultivo de la planta del cannabis y en la preparación de sus derivados.

Igualmente, su programa de actuación contempla un cambio de modelo en el tema de la seguridad vial, de forma que el control y la prevención estime la “aptitud real para la conducción y no la mera presencia de cannabis en el organismo”. Para ello, argumenta que puede darse positivo muchas horas e incluso días después sin estar bajo sus efectos, debido a la propia naturaleza de la sustancia.

Por último, desaparece el concepto de tenencia ilícita, lo que se traduce en que la posesión y transporte no son objeto de sanción.

Una ley para dar garantías y seguridad a los consumidores

Por otra parte, los grupos parlamentarios de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e I-E han unido fuerzas recientemente para llevar al Congreso una proposición de ley reguladora del cannabis. El texto, propuesto desde Navarra pero con intención de trasladarse a todo el ámbito nacional, apuesta por una normativa que dé seguridad jurídica y garantías sanitarias a los consumidores de marihuana. Su intención pasa por favorecer un consumo responsable del cannabis lúdico y terapéutico, así como por evitar el tráfico y su acceso sin control  por parte de menores.

La propuesta gira así en torno al autocultivo para el consumo individual o comunal en clubes, “de modo privado, no accesible ni visible al público”, con el límite de 10 gramos por persona y día, entre otras consideraciones.