Secretos de la II Guerra Mundial: Marihuana para la victoria febrero 21, 2018 – Posted in: Historia del Cannabis – Tags: , ,

Corrían los años 40. El ataque japonés a la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor (Hawái) precipitaba la entrada de los norteamericanos en la II Guerra Mundial, hasta entonces al margen de la contienda por valorarlo como un conflicto lejano. El golpe de timón sacudía también a la historia del cultivo de la marihuana en suelo americano. La escasez de fibras para obtener materiales de guerra rescataba a la marihuana de la ilegalidad y la ponía a primera línea de  fuego sin ningún tipo de contemplaciones.

hemp for victory marijuana

El cambio del discurso del gobierno se hizo patente prácticamente del día a la mañana. Cortado el suministro del cáñamo por parte de los japoneses, obtenerlo se hacía vital para fabricar desde paracaídas hasta mangueras e incluso las suelas de las botas de los soldados. La única solución a este nuevo escenario parecía venir de la propia tierra americana: Roosevelt y sus hombres se volcarían en promover la industria del cáñamo entre los agricultores. La educación y los incentivos serían claves en esta nueva estrategia.

La maniobra gubernamental traería consigo el nacimiento de una corta película propagandística de 14 minutos de duración. Saltaba así a las pantallas “Hemp for Victory” (Marihuana para la Victoria),  centrada en conseguir que los granjeros cambiaran el maíz por el cáñamo y en exaltar su cultivo y sus beneficios. Un esfuerzo considerado y proclamado a los cuatro vientos como necesario para el triunfo. Se borraban así de un plumazo los prejuicios que hasta entonces acompañaban a la plantación de marihuana. Y se hacía por todo lo alto.

Con el fin de favorecer su expansión a toda costa, el Gobierno decidía incentivar a los agricultores para que asistieran a los pases de la película; les garantizaba librarse de acudir a la guerra -a ellos y a sus hijos- si se sumaban al cultivo y negociaba con los fabricantes de las recolectoras para que sus productos saliesen más baratos.

Pero el fin de la guerra traería consigo el olvido de todas las maniobras para potenciar el cultivo del cannabis. Su prohibición volvería a entrar en escena e, incluso, el gobierno negaría la existencia de la película. Este tupido velo se mantendría hasta muchos años después cuando los activistas del cannabis Carl Packard, Jack Herer y Maria Farrow daban con la cinta propagandística en los archivos de la biblioteca del Congreso. El calendario marcaba ya el 1989.

Desde ese momento, el mundo escuchaba bien alto lo que otras voces se habían afanado en acallar movidos por distintos intereses: El cultivo de la marihuana fue todo un asunto de seguridad nacional. La cinta “Hemp for Victory” puede visualizarse actualmente en youtube.

Más conocido es otro capítulo de la misma historia que nos remonta a la utilización del cannabis como suero de la verdad. Según algunos estudios, el ejército norteamericano lo aprovechó para hacerse con información útil para la contienda.

usa segunda guerra mundial marihuana